fredag, oktober 03, 2008

La Venus.

El pintorcito era color verde con el bolsillo amarillo.
Nuestra señorita era "la Seño Estela", tenía hecha la permanente y los labios pintados. El patio con arenero daba a la avenida Gauss, pero en esa época no pasaban tantos autos como ahora... a mi me gustaban las galletitas Aventura rellenas de cremita de limón.

El guardapolvo era blanco, tableado, prendido atrás.
Compartimos a la Seño Janet, la Seño Norma, la Seño Marcela (que estaba loca y tenía anteojos grandes con marco de carey y enteritos de jean celeste y sweters verde agua y las uñas largas pintadas de color rosa perla) el profe Rubén, las seños Ana y Liliana. También compartimos mandarinas en el patio de baldosas rojas. Había un salón grande en el que hacíamos teatro con cubos de madera y un baldío genial para hacer chozas en los recreos. La "Karo sueca" vivía a la vuelta y cuidaba que los chicos de la tarde no rompieran todo. Una vez por año nos ibamos de campamento, el mejor fue, lejos, el de Villa Leonor. Comíamos chocokrispis en verano. Nos fuimos de viaje de estudios a Carlos Paz. Veíamos Amigovios.

El jean era tiro bajo, las zapatillas adidas gazelle.
No ibamos más al colegio juntas, pero ibamos al Tala los domingos, y a bailar a Villa Allende. Tomabamos blue curaçao con sprite, bailabamos en tarimas y nos empapábamos en vino en fiestas de despedida ajenas. Caminabamos hasta College o a la YPF a comprar chicles dos o tres veces por día. Nos pusimos de novias con dos mejores amigos, nos fuimos a Bariloche al mismo tiempo. Ibamos a La Cuadra siete noches por semana. En una época nos agarró la fiebre del recital, y como había posibilidades, nos colgábamos la tarjeta de prensa al cuello y bailábamos en los camarines de cualquiera. Todavía lo hacemos.
Después de todo eso vinieron las vacaciones juntas, mis viajes, su facultad, los speed con vodka en Pétalos, malaño, las idas al campo, las familias enormes, más recitales, los ensayos payasos, la Barra en el Colono, el cine, los libros, casamientos, cumpleaños, asados, me duele adentro, las caminatas. Fuimos secretarias, telemaketers, estudiantes. Le dimos un beso stereo a Pipo Cipollati.
Seguimos siendo un prisma de todas nuestras historias. Una vez ella me dijo que pensaba que podía escribir un libro contando nuestras anécdotas... yo creo que podría ser una freaking enciclopedia.
No lo puedo creer. Hoy le dije al bicicletero que la conocía hace veinte años.
Parece mentira.

La pollera es de jean y andamos de ojotas (con algún que otro prendedor en la musculosa de morley).
Feliz Cumpleaños Giuseppina.

7 kommentarer:

ana sagde ...

qué linda amistad!!

Rom.- sagde ...

ohh, se me cayó un lagrimon. que lindo!!

feliz cumpleaños a ella!

Anónimo sagde ...

En realidad solo existo cuando vos reconoces mi existencia y en realidad solo existo para vos.

Jane sagde ...

:)
esas amistades son las mejores del universo

Giuseppina! sagde ...

Ay negra, cada vez que lo leo lloro, se me escapa por los ojos toda el agua de nuestros ríos subterráneos. Te quiero mucho hermana. Y no voy a profundizar más en nuestra amistad, porque la palabra "hermana" lo define todo, tal cual es. Mas que eso, no existe.
Giuseppina!

Airual sagde ...

ostia, acabo de dejar un comment y lo perdi..
bien, te decia que hacia mucho no "navegaba" y paré aqui,y lo disfrute, asi q lo agradezco...!
Salud!

Little Miss Strange...* sagde ...

ana, rom y jane:
es cierto, es una parte mía ya.

giuseppina:
sos boluda, eh?

airual:
el agradecimiento es mío, por pasar y encontrarse con mis historias!

anónimo:
eso que acaba de decir usted, es MUY fuerte, y me hace quedar un poquito más esquizoide de lo que ya parezco. modere-sé y explique-sé un poco más. me lo merezco.

I am not young enough to know everything.
·Oscar Wilde·

Soy Fotógrafa.

Ya fue