torsdag, maj 24, 2007

The Number 23.

Nací el 23 de Mayo de 1984, a las doce del mediodía. O por lo menos eso dicen. Me pusieron mi nombre y no el otro porque justo cambió el clima. O por lo menos eso me cuentan.
Cuando cumplí un año, me regalaron al Tito y creo que conocí el mar. Cuando tenía dos me corté el dedo mayor izquierdo, y me hicieron diez puntos. Cerca de los tres, me llevaron por primera vez a la cancha. A los cuatro empecé el jardín de infantes y la conocí a Giuseppina. Cuando cumplí cinco ya no era la única nieta de mi abuela materna, y me transformé en la Srta. Chuchi. A los seis, me cambió la vida y dejé de estar sola en el mundo para siempre, porque nació mi hermanito. Durante todos mis siete compartí el patio de baldosas del Mantovani y los cubos del sum de teatro con la seño Norma. A los ocho y chirolas ya había leído La Niña que Iluminó la Noche y Los Tres Astronautas. En el campamento de Villa Leonor, casi me muero del miedo de que me atrapara el fantasmar de una nena que tenía la misma edad que yo cuando se murió, solo nueve años. Cumplí los diez y me pusieron brackets y anteojos. A los once terminé las chozas del baldío del fondo, y el primario. Me cambiaron de colegio, rendí mi primer examen internacional de inglés, y me vino la menstruación a los doce. Mi primera fiesta del Lasalle fue a los trece, y en ese entonces mi mejor amiga en el colegio era mexicana. Con catorce empecé a usar lentes de contacto, y pantalones tiro bajo, además de descubrir The Cure con los Now (That's what I call Music). No tuve fiesta de quince, me iba a ir de viaje, y decidí guardar la plata. Comimos asado en mi casa y en lugar del vals, bailé Ramito de Violetas de la Mona con mi papá. Antes de cumplir los dieciseis, dí mi primer beso en una matiné de Punta del Este, y me puse de novia con un chico de Cofico. Me volví a cambiar de colegio, retomé teatro, me puse de novia con un chico más chico que yo, salí con tooodo un club de rugby a todos los boliches de Villa Allende, rendí más exámenes, fui a bailes, sesepararon mis viejos, me internaron por dejar de comer y comer de repente, todo eso en el año de mis diecisiete, además de egresar, irme a Bariloche y rendir un ingreso fallido a Medicina. Empecé la Escuela de Teatro de Manuel, trabajé por primera vez, y conocí al Pequeño Animalito en un anfiteatro del CPC de Argüello cuando tenía dieciocho. Traspasé mis diecinueve con un novio bajista, la facultad de Ciencia Política, una pelea que casi ni recuerdo, y más y más teatro. Cumpli los veinte y me dieron un diploma de Actriz, quedé soltera y me enamoraba de cualquiera, siempre incorrectos por supuesto. A los veintiuno me llegaron la mayoría de edad y las muelas de juicio (pero el juicio no), volvió una amiga muy querida que nunca se fue en realidad, puse una obra en diez minutos, y me resultó poco porque me interné en un hospital con una danesa a volverme loca. Parece que me pegó fuerte, porque dejé la carrera, armé las valijas y a los veintidos me fui a Dinamarca acompañadísima por los que vinieron conmigo y los que se quedaron. Volví más loca de lo que me fui, empecé a trabajar en una empresa de intercambio que no me cuadra, pero haciendo algo que me encanta. Me puse a hacer teatro con la gente que quiero, y a estudiar un poco más sobre lo que me gusta. Y así sin darme cuenta me agarraron los veintitres. Así de la nada. Y no pesan ni cerca de lo que pensé que iba a pesar.

Bienvenidos sean.

7 kommentarer:

Roxa.- sagde ...

FELIZ CUMPLEAÑOS PICHONAAA!!!!


hermosisismo tu texto! me encantó.!!


que la pases genial. y no... lo maravilloso de los años es que no pesan lo que uno se imagina, casi nunca.
que seas feliz y comas perdiz!

Little Miss Strange...* sagde ...

ay muchas gracias! :)

Roxa.- sagde ...

ay no hay de que!

:)

Conz sagde ...

jaaaaaaaaaaaaaapi birfdai!!!!!

Conz sagde ...

che como te acordas de cada detallin?
sorprendente!

Anonym sagde ...

ya te lo dije en tu maldita (?) cara, pero t elo digo acá de nuevo... porque no se, re da o algo..


QUE LINDOOOOOO!!!!


y todo eso d elas fotos... :P


besos!

smart sagde ...

Che, hermoso el post y feliz cumpleaños! Me gustaria acordarme asi de cosas de cada año de mis 28.

I am not young enough to know everything.
·Oscar Wilde·

Soy Fotógrafa.

Ya fue